Presentación

 

 

“Mira si he corrido tierras

que he estao en Almonacid,

he pasao por Mascaraque

y a Mora vine a dormir”

 

(Plaza de toros de Mora. Año 1956.De izquierda a derecha: “El tío Vitoriano”, “La tía Kika la Calava”, “El tío Ruperto 60, “La tía Paula la Piquera” y “El tío José, marido de la tía Calava”

 

 

    Muy buenas, amigos. Antes de nada, gracias por visitar esta página ya que, con ello, no me estáis haciendo un favor a mí sino a la música tradicional. Mi nombre es Paco Martín Martínez y, desde muy joven, ando dedicado a esto de la música tradicional española. Mis andanzas comienzan tocando allá por los años 70 una bandurria prestada (que ni siquiera sabía afinar) en el grupo de coros y danzas de mi pueblo (Mora, en la provincia de Toledo) en un festival que se celebró en la plaza de toros. El grupo bailó tres piezas, de las cuales sólo me dio tiempo a aprenderme dos de ellas. La tercera la "tarareamos".

    De aquel entonces a ahora ya ha llovido (aunque seguro que no lo suficiente) y, como podréis comprender, ya he aprendido a afinar la bandurria. Incluso me cambié de instrumento, me compré un laúd propio, luego una guitarra... y, a partir de ahí, tomé parte activa en la creación del grupo de música tradicional Jaraíz, el cual comienza su andadura el 18 de mayo de 1977 y, desde entonces, ya no he dejado de tocar.

    Durante todos estos años, he ido aprendiendo y aprendiendo no sé si a tocar cada vez mejor pero, lo que sí puedo asegurar, es que he aprendido a amar la música tradicional, de raíz, folk ¡da lo mismo el calificativo que la queráis dar!, en definitiva me estoy refiriendo a la música que brota del corazón de la gente llana. Dice un buen amigo y componente de Jaraíz que "aquel que no es capaz de mirar hacia atrás difícilmente podrá caminar hacia adelante". Y creo que es así: si no somos capaces de entender la música de aquel gañán que arando se echaba sus coplillas, o las del "trillaor", o las de aquellas mujeres que lavando en el río paliaban sus sabañones con coplillas picarescas, o las de los panaderos, o las de los arrieros, o las de los mozos que lloraban porque habían "salido mal en el sorteo de la mili", o las de las niñeras que quedaban al cargo de los chiquillos mientras los demás estaban recolectando, o las de los aceituneros cuando terminaban la recolección, o las de los vendimiadores, o las del herrero, o las del cencerrero, o las de..., difícilmente podremos entender la música de nuestra época. Primero aprendemos a sumar, luego a restar a multiplicar y, por último, a dividir pero, al llegar a este estado, no olvidamos la suma, ni la resta ni la multiplicación, al contrario, cada vez operaremos con mayor rapidez, cada vez sabremos hacer las operaciones matemáticas con mayor facilidad. Pues la música es algo así: si fuéramos capaces de hacer música con un pandero, con un pito de caña, con un rabel, con un laúd, quizá nos resultaría mucho más fácil tocar una batería, una flauta, un violín o una guitarra eléctrica. Son sólo ejemplos, de acuerdo, pero ciertos.

    Todo este entusiasmo sólo para deciros que, con el paso del tiempo, he ido aprendiendo a "maltocar una serie de instrumentos", he ido estudiando el folklore (sobre todo el de mi pueblo) y he ido analizando el porqué de este sonido y no otro, simplemente para tocar con Jaraíz, para escribir un cancionero y para fabricarme mis propios instrumentos, como hacían nuestros antepasados a los que admiro y respeto profundamente. En definitiva, he aprendido a saber lo que es la cultura a través de la tradición y el folklore.

    A continuación podréis leer y escuchar el Cancionero Popular de Mora (al menos en lo que se refiere a letras en formato PDF y partituras en formato MID) y podréis ver una colección de instrumentos musicales  construidos por mí.

    Si después de visitar esta página creéis que ha merecido la pena, pensad que la única forma de mantenerla es adquiriendo el libro o comprando alguno de los instrumentos.

    Gracias y a disfrutarlo.

Cancionero popular de Mora

Construcción de instrumentos

Consideraciones finales

 

tradifolk@tradifolk.org